¡No podemos dejar de soñar!

¡No podemos dejar de soñar!

Son tiempos difíciles para pensar o imaginar una Iglesia diferente; también lo son para pensar o imaginar un mundo diferente. Vivimos bajo el imperio de lo sensato, de lo posible, del realismo raquítico, de lo políticamente correcto, de lo útil, de la resignación y la...
El sueño de una noche de verano

El sueño de una noche de verano

No hablamos de Shakespeare, no, ni tampoco de estas canículas con las que tanto cuesta conciliar el sueño… Más bien, en este comienzo de verano, hablamos de la importancia de soñar… El verano está hecho para los soñadores. Pero los sueños también se...