Esnalar

22 mayo, 2017 / Somos / 0 Comentarios

Esnalar es gente pequeña, en lugares pequeños, que haciendo pequeñas cosas, quieren cambiar el mundo.

Esnalar es un movimiento cristiano juvenil que nace en Oviedo, Asturias, hace apenas un par de años pero que en muy poco tiempo parece que se ha hecho un hueco en el día a día de bastantes de los jóvenes del barrio, la parroquia y el colegio.

Somos jóvenes de diferentes edades, muy distintos entre nosotros, y a los que si algo les caracteriza es la diversidad, pero a los que a su vez les une un objetivo en común, un sentimiento: Jesús y su mensaje, el amor.

Estamos vinculados a la parroquia de Santo Domingo de Guzmán de Oviedo, en ella nos conocimos, y es la que nos apoya, nos ayuda y nos acompaña en nuestras actividades, en nuestro día a día y en nuestro camino como jóvenes y cristianos en este mundo en el que vivimos.

1

¿Quiénes conforman Esnalar?

Dentro de Esnalar hay diferentes grupos. Los más pequeños son los niños de postcomunión, a los que acogemos una vez que han hecho su Primera Comunión. A continuación nos encontramos también con grupos de preadolescentes, un proyecto reciente que busca escuchar, acompañar, educar y ayudar a bucear en la interioridad y en la espiritualidad a los jóvenes. Los más mayores son los que se encargan de esta tarea, con la ayuda de los cada vez más numerosos jóvenes que se están confirmando.

También contamos con varios grupos que se preparan para la confirmación. Empiezan su formación con 15 años, es un proceso en el que se conocen entre ellos, su comunidad, y poco a poco van profundizando cada vez más en el verdadero significado de ser cristiano en el siglo XXI, y en cómo lograr construir el Reino de Dios.

Porque después de confirmarse, en Oviedo, hay mucho más. Como creemos que la confirmación no es un objetivo sino un paso más en el proceso, una vez confirmados, los grupos adquieren un compromiso de continuidad. Se siguen reuniendo y participando en diferentes proyectos que se desarrollan en la parroquia. Gracias a esta dinámica de trabajo, y siempre con Jesús y Domingo como referencias, se consigue crecer en los grupos y vivir nuestro día a día desde la Fe.

2

¿Esnalar es cosa solo de Oviedo?

Con el paso del tiempo, poco a poco nos hemos dado cuenta de la necesidad de ampliar nuestros horizontes, y es por eso que Esnalar no es solo una cosa que  quede en casa. Actualmente, contamos también con un grupo perteneciente al Movimiento Juvenil Dominicano (MJD), que se encarga de conectarnos con la realidad de otros jóvenes cristianos. Porque ser jóven, cristiano, y vivir el carisma dominicano, sería imposible sin el MJD, sin asistir a sus encuentros o a las Pascuas, sin las infinitas posibilidades que nos brindan de conocer y explorar nuestra fe, de conocer nuevas personas y que, en un última instancia, nos anima, una vez en casa, a continuar con nuestra labor en Oviedo.

4

Proyectos en los que participa Esnalar

Otra de las cosas que con el paso de los años hemos aprendido como cristianos, es que para vivir desde este carisma, también es importante tomar acción, tener un compromiso socio-político con nuestro entorno, con lo cotidiano. Es por eso, que además los jóvenes participamos de forma activa en diferentes proyectos de la parroquia y el colegio.

Uno de estos proyectos, y quizás de los que más repercusión ha tenido, son los Desayunos Solidarios, que con motivo del 800 aniversario, y gracias a la construcción por parte de la comunidad de frailes de un centro social en unos antiguos locales, se están llevando a cabo acompañando a niños del colegio que, por las circunstancias que sean, no pueden recibirlo fácilmente en sus propias casas.

Un proyecto que no sólo consiste en alimentar a los niños, sino en empezar el día con ellos y compartir un café, una charla… en construir un mundo más humano, con más amor. Otra de las iniciativas que intentamos desarrollar es la recogida de ropa donada para que las prendas tengan una segunda oportunidad en familias más necesitadas.

Ricardo, Miguel, Sara… son algunos de los nombres propios que nos acompañan en nuestro día a día, que nos apoyan, y que creemos no deben ser olvidados porque gracias a gente como ellos somos quienes somos, actuamos como actuamos, amamos como amamos… porque ellos son, por antonomasia, la esencia de Esnalar y de este movimiento, porque ellos son un ejemplo de que el mensaje de Jesús está más vivo que nunca.

6

Y después de todo esto… ¿ahora qué?

Ganas hay. Gente también. Solo nos falta ponernos manos a la obra, y aunque hemos empezado, aun tenemos mucho más proyectos en mente, mucho más que vivir y que esperamos poder con vosotros; seguir creciendo, aprendiendo, disfrutando, contagiar el Espíritu Dominico porque todo lo que os hemos contado aquí, y mucho más, ha sido gracias a Él.

Comentarios

No hay comentarios

Deja un comentario

Your email is never published nor shared. Required fields are marked *